A las causas por abusos de menores en las cuales se investiga a Justo José Illarraz y Marcelino Moya, se sumarían 2 nuevos casos que sacuden a la Arquidiócesis de Paraná. Según pudo revelar un excura a El Diario, ambos llegaron hasta Juan Alberto Puiggari, quien habría preferido iniciar una investigación interna, elevarlos al Vaticano y no remitirlos a la Justicia.

En relación a uno de los casos, Puiggari habría mantenido un encuentro con los padres del supuesto menor abusado por un sacerdote. “El caso de ustedes ya está en Roma”, habrían sido las palabras del actual arzobispo de Paraná para tranquilizar al hombre. Al igual que el otro caso, ambos sacerdotes figuran como trasladados hacia otras provincias.

"Es el modo que tiene Puiggari de manejar estos casos. Les dijo que está en Roma, pero no les dijo quién intervino, ni cómo se investigó, ni qué pasó después. El papá, un exseminarista, quedó conforme. Pero yo no sé si fue así, si se dio intervención al Vaticano como debe ser", señaló el excura al cual el matutino pudo consultar y que fue confirmado por el padre José Dumoulín.

En un encuentro con Puiggari acontecido en diciembre pasado, Dumoulín le entregó una carta. Allí le recordó, por un lado, un caso de abuso que involucra a un cura, de poco más de 30 años, que fue trasladado a una provincia del noreste. Por otro lado, le habló de otro sacerdote, mayor de 40 años, quien habría abusado de un menor durante una misión evangélica en un país limítrofe. Tras saberse del hecho, fue trasladado al sur del país.

Comentá y expresate