Walter Báez -encargado de la Central de Tránsito- indicó que, en la ciudad de Concordia, "tenemos registradas más de tres mil motos, aproximadamente entre 3000 y 3100 rodados" desde la última compactación realizada en el mes de octubre del pasado 2018, hasta la fecha.

Esta importante suma de retenciones expone que la gente no está cumpliendo con los requisitos necesarios para circular legalmente por las calles de la ciudad.

Báez destacó que esta situación es "preocupante, no solamente por el número en sí, sino por la cantidad de reincidentes que realizan de nuevo una infracción", haciendo referencia a todos aquellos conductores que vuelven a incumplir las reglas por las que ya fueron reprendidos en otra ocasión.

Las principales causas de estas retenciones son la falta de casco y la carencia de la documentación necesaria. "Algunas de estas motos, fueron retenidas tres o cuatro veces, hasta el punto de ignorar el paso por el Juzgado de Faltas debido a que no pueden regularizar su situación".

Tránsito trabaja de manera conjunta con el Sistema de Compactación Nacional. En el mismo, las motos incautadas ingresan al pasar los 6 meses de retención. Sin embargo, cada dueño que acredite correctamente su propiedad puede acercarse a retirar su rodado.

En este marco, Baez agregó que "podemos realizar la devolución de los vehículos, siempre y cuando se pase por el juzgado realizando la documentación necesaria".

Fuente: Diario Río Uruguay.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate