Este domingo 25 de agosto se celebra el Día del Peluquero a partir de una historia que se remonta al siglo XIII, cuando el servicio de peluquería era solo para la nobleza y los peluqueros pertenecían a la clase plebeya. En una ocasión especial, el rey de Francia Luis IX decidió jerarquizar a su peluquero por el hermoso trabajo que había hecho para su peluca y lo nombró "hombre libre", con un título similar al de los caballeros y médicos.

Con el paso de los siglos, el trabajo de los peluqueros se ha vuelto mucho más popular y accesible para todos.

Con más de 20 años de trayectoria profesional, Marcelo García Nevez desarrolla su tarea en Paraná. En diálogo con AHORA, contó cómo comenzó su vocación, qué es lo que más le gusta de su trabajo y cómo fue mezclando otras facetas personales a nivel laboral para ayudar a los demás.

"Desde el colegio secundario le cortaba el pelo a mis amigos y amigas. Terminando el secundario hice algunos cursos y me fui dando cuenta que era lo mío, ya desde muy joven. Y desde esa época puedo vivir de lo que me gusta hacer", expresó Marcelo.

"Las cosas más lindas que me ha dado la profesión son: la clientela que me ha ido siguiendo cuando me fui mudando de local; poder ayudar a los demás; y las vinculaciones que he logrado tanto en la ciudad como en todo el país. Tuve la posibilidad de dar clases afuera: trabajé 10 años para dos empresas de Buenos Aires, lo que me permitió viajar y recorrer el país y también parte del exterior", destacó.

marcelo garcía neves (5).jpg

"Por el gusto de ayudar me fui sumando a distintas campañas solidarias. Desde mi hogar tengo arraigada la solidaridad. Hace más de 10 años me incorporé a colaborar con FundNeo, que es la Fundación Neonatológica que trabaja en el hospital materno Infantil San Roque, y hace cuatro o cinco años estoy trabajando junto a Pelucas de Esperanza, que es una fundación de Gualeguaychú que colecta pelo para hacer pelucas para mujeres con cáncer que atraviesan la quimioterapia", sostuvo y añadió: "Hace un año también estoy con la gente de Hemodonación, ayudando a visualizar y que la gente se sume a donar sangre de manera voluntaria".

Embed

"Esa parte solidaria ya estaba dentro mío y se fue despertando a medida que fueron pasando los años. El vínculo con la gente me permite dar una mano al que lo necesita", puntualizó.

A lo largo de más de dos décadas ha desarrollado su profesión en la capital entrerriana, buscando las maneras de seguir creciendo y capacitarse. "Siempre me gusta destacar el hecho de haber podido salir adelante trabajando en mi ciudad, algo que no es muchas veces fácil, sea el rubro que sea", señaló.

"Siempre me preocupé por capacitarme y trabajar con mejores productos, prestar atención a la salud, ayudar a la gente a que no se les dañe el cabello y a que la persona tenga una buena imagen para que también pueda sentirse bien consigo misma", concluyó Marcelo.

marcelo garcía neves (4).jpg

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate