Las fuerzas de seguridad están en alerta en París y otras ciudades francesas ante un nuevo sábado de manifestaciones de "los chalecos amarillos", el 23º desde que surgió el movimiento a mediados de noviembre. La Policía arrestó a 126 manifestantes hasta el momento y hubo 11.062 "controles preventivos", informó la fuerza.

Embed

Los diarios franceses citaron una nota del prefecto de policía de París, Didier Lallement, hablando de la posibilidad de que "un bloque radical de 1.500 a 2.000 personas, integrado por 'ultra-amarillos'" siembre el caos en París.

Los "vándalos se dieron de nuevo cita mañana (por hoy) en algunas ciudades de Francia, en Toulouse, en Montpellier, en Burdeos y en particular en París", dijo el viernes el ministro francés de Interior, Christophe Castaner, al anunciar la movilización de 60.000 policías y gendarmes.

De todos modos, un dirigente policial templó los pronósticos. Según él, este vigésimo tercer sábado de protestas, presentado por "los chalecos amarillos" como el segundo "ultimátum" será "un poco menos fuerte" que el primero.

"No sentimos una efervescencia como la que sentimos el 16 de marzo, especialmente entre la ultraizquierda", agregó, estimando que reservarán "fuerzas para el 1 de mayo", el Día Internacional de los Trabajadores, publicó Infobae.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate