En un contexto de constante incertidumbre cambiaria y con el riesgo país por encima de los 800 puntos básicos, el Gobierno salió a poner paños fríos de la mano de Marcos Peña.

Durante su informe ante la Cámara de Diputados el jefe de Gabinete sostuvo: "En Cambiemos no creemos en los cepos ni en los controles de cambios". Echó de ese modo por tierra cualquier modificación en el mercado único y libre de cambios.

El propio Peña volvió a hacer un mea culpa sobre la inflación fuera de control. Con una autocrítica, el funcionario hizo referencia a la promesa incumplida de Mauricio Macri: "Nos equivocamos en decir que era fácil, sí. ¿En qué se equivocaron ustedes?", lanzó Peña en su ya clásico cruce verbal con la bancada kirchnerista en la Cámara baja.

Claro que el enfrentamiento discursivo con los diputados del Frente para la Victoria no quedó allí. El Jefe de Gabinete, aseguró: "Queremos que todos los argentinos salgan de la pobreza".

En ese contexto, el propio Peña apuntó contra los legisladores K: "Los escucho como si hubiesen dejado una pobreza igual a la de Alemania, cuando estamos igual que hace tres años, con una diferencia que no tenían la dignidad de medirla".

Comentá y expresate