Luego de algunos meses de incertidumbre, Boca llegó a una conclusión sobre el futuro de Marcos Díaz y la dirigencia tomó la decisión de no renovar el vínculo que se vence el próximo 30 de junio y el jugador ya fue avisado de esta decisión.

El arquero llegó en enero de 2019 y había firmado un contrato de 18 meses, que no será renovado teniendo en cuenta que nunca llegó a ganarse el puesto ante el buen nivel de Esteban Andrada, y que a Boca también debe volver Agustín Rossi, de buen paso por Lanús.

De todas maneras, según TyC Sports, la intención es vender a alguno de los dos arqueros (Andrada o Rossi) y al Xeneize podría llegar Javier García, surgido de las inferiores del club y de gran relación con Juan Román Riquelme, para convertirse en la alternativa para el arco.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate