El cuerpo de Fiorella Furlán fue hallado este lunes a la tarde, en la zona de Bajada Grande. Habìa desaparecido, tras caer con su vehículo al arroyo Antoñico de Paraná, en calle Manuel Gálvez, a pocos metros de la intersección con Avenida Ramírez.

La joven, de 22 años, venía circulando por la avenida cuando, al doblar hacia Gálvez, fue arrastrada en su auto Suzuki Swift gris por la gran cantidad de agua que corría por encima de la cinta asfáltica.

El vehículo comenzó a moverse como si fuera en reversa, hasta que terminó cayendo por un espacio ubicado entre la calzada y una de las barandas del puente. Luego, fue rescatado en la intersección de Paracao y Vera Peñaloza.

Desde el punto en que ocurrió el accidente hasta el río Paraná, son casi 8 kilómetros de extensión.

Mirá el mapa interactivo del Nueve:

Embed

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate