El Observatorio de Políticas Públicas de la Universidad Nacional de Avellaneda (UNDAV) reveló que el costo de mantener un auto aumentó hasta un 65% en los últimos 12 meses.

En el detalle, el documento universitario muestra los aumentos de la canasta automotor en el último año: la verificación vehicular subió un 82%; el combustible un 67,7%; el peaje 64,4%; la patente un 62,5%; el seguro 59,9%; y el estacionamiento 51,8%.

“En julio, el costo total mensual de utilizar un automóvil de baja gama es de $22.105, un 64,9% respecto al costo de julio del año pasado. Para un coche de gama media, este valor asciende a más de $ 26.000, un incremento del 62,8%. Para los de alta gama, este valor supera los $ 39.500 con un incremento del 62,5%”, detalla el informe.

El informe advierte que, entre 2016 y 2019, la canasta automotor aumentó en promedio más de 12 puntos porcentuales su peso sobre los salarios medios registrados.

En los autos de gama baja, el peso sobre el salario medio llegó al 57,6% con un aumento de 9,4 puntos porcentuales respecto a 2016; en la gama media la suba fue de 10,6 puntos (68,6% del salario); y en la gama alta se incrementó 16,2 puntos, para escalar al 103%.

El documento de la UNDAV señala que “se observa que los aumentos acumulados se presentan más acentuados en aquellos modelos de baja y media gama, que son aquellos que mayor acceso exhiben en los estratos medios y bajos de la distribución del ingreso”.

En base a un relevamiento de mercado, el informe subraya que, en el último año, el costo de la canasta automotor promedio pasó de $16.272 a $25.888 lo que representa un incremento del 52%.

En el análisis de los últimos tres años, el documento universitario indica que el aumento acumulado fue del 242%, ya que la canasta automotor promedio pasó de valer $7.580 en 2016 a $25.888 en 2019.

Fuerte caída de patentamientos

Otro aspecto que evalúa el informe de la UNDAV es la cantidad de patentamientos. En lo que va del año 2019, el registro de autos cero kilómetro cayó un 47,4% respecto del año pasado y es el peor registro desde el año 2006.

“Las caídas interanuales alcanzan los 14 meses en el caso de los patentamientos de autos cero kilómetro, 15 meses en las ventas a concesionarios y 11 meses en la producción automotriz”, sentencia el informe.

Fuente: Ámbito.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate