*Por María José Armándola – Lic. en kinesiología y fisiatría (Mat.939)

Quizá haya llegado el momento en que la libertad lograda en estos años nos lleve a repensar el concepto de nuestro cuerpo y su relación con el tiempo. Quizá debamos desprendernos de esa visión instrumental que descarta lo que se considera viejo. La firmeza y la tersura deben estar asociadas a nuestra inteligencia y sensibilidad, y no a valores efímeros que se los lleva el tiempo. Pongamos, precisamente, el tiempo a favor de nuestros valores y de la plenitud de la vida.

Hoy voy a escribir esta columna como si estuviera jugando. En realidad, como muchos, la vanidad es un disvalor que muchos tienen (tenemos) y a veces nos lleva toda una vida luchar contra ella. No está bien tener pecados permanentes, pero no estamos exentos de ellos y, en definitiva, la vanidad es menos nociva y suele afectarnos a nosotros mismos.

Este viernes voy a imaginarme por algunos minutos que soy una reconocida profesional internacional y que un periodista viene a realizarme una entrevista al Centro de Kinesiología y Estética Armándola (CKEA) para una importante revista internacional del rubro acerca de un tema muy vigente y que nos preocupa a todas: la flacidez facial.

De manera, querida amiga, que reproduzco ahora la tan interesante –como imaginaria- entrevista que me realizaron donde abordamos esta problemática que nos acucia, preocupa y muchas veces nos quita el sueño.

Propongo ocuparnos debida y responsablemente y no entrar en pánico cuando se presentan los primeros síntomas.

Periodista: ¿Qué es la flacidez facial?

María José Armándola: Podríamos definir a la flacidez desde el punto de vista social, psicológico y naturalmente científico. Desde el punto de vista de la medicina diremos que se trata de una "condición" cosmética que ocurre de manera natural a muchas personas a medida que envejecen.Es decir que es una consecuencia natural del paso del tiempo. En este punto, la piel pierde su aspecto juvenil ya que con el tiempo pierde elasticidad y volumen, y que causa un descolgamiento, lo que resulta en papada y bolsas en los ojos. Esto se hace evidente, y tiene su impacto social ya que, lamentablemente, se ha modificado el concepto de edad en nuestra sociedad y aquellas personas que deberían expresar paz y sabiduría por su paso por esta vida son para muchos considerados “viejos” con todo lo negativo que ello implica. Estamos en una sociedad con algunos valores cambiados. Ni hablar lo que para muchas de nosotros puede implicar en su autoestima esta discriminación. Por eso es que nosotros en CKEA tenemos un deber profesional en varios sentidos cuando intervenimos sobre este problema que es mucho más que estético.

P: ¿Cuáles son los síntomas de la flacidez facial?

MJA: Cada una de nosotras sabe mejor que nadie cuándo comienza este proceso y cómo se dan las primeras manifestaciones. Sin embargo y sin ánimo de generalizar, la piel de la cara puede perder firmeza de diferentes formas y dependerá de cada una. Los descolgamientos en la cara más comunes son la papada, las arrugas, las bolsas debajo de los ojos, párpados caídos, pliegues nasolabiales más profundos, un "doble mentón" (es donde la grasa se acumula debajo del mentón) y en otras partes de la cara donde es visible la flacidez de la piel. Es decir que las manifestaciones más visibles se dan en el rostro y estos problemas se convierten en un cambio paulatino de la carta de presentación visualpara los demás. Es ahí donde intervenimos con el Centro de Kinesiología y Estética Armándola no sólo consensuando y aplicando un programa de intervención sino que acompañamos en todo el proceso. La piel pierde su aspecto juvenil ya que con el tiempo pierde elasticidad y volumen.

P: -¿Cuáles son los factores que influyen para que en elrostro aparezca flacidez?

MJA: Aquí aparecen aspectos químicos importantes que no se deben soslayar y que tienen definitiva incidencia en el problema. Veamos: una de las sustancias que le da a la piel su elasticidad es el colágeno. Esta proteína estructural se encuentra en todo el cuerpo, de hecho, es la proteína más común en los mamíferos. Junto con la elastina, proporciona firmeza y estructura a la piel, pero a medida que envejecemos perdemos de manera natural el colágeno. Esta debilidad se refleja en la pérdida de grasa facial, que reduce el volumen de la cara. La pérdida de ambas sustancias hace que la matriz de colágeno, la elastina y la grasa se descompongan, por lo que resulta en una pérdida de elasticidad y, por ello, la piel pierde firmeza. Entender esto como un proceso natural es clave para no generar culpas o equivocar diagnósticos, aunque también existen otros factores clave para esto.

P: -¿Cómo podemos prevenir la flacidez facial?

MJA: -Con todo lo dicho anteriormente, debemos saber sin ruborizarnos que el envejecimiento es inevitable y la piel de todos pierde con el tiempo su aspecto juvenil. A medida que envejecemos nuestra piel no se renueva con tanta frecuencia, causando la pérdida de colágeno y grasa.

Entonces, cuando la piel empieza a perder su capacidad para recuperarse, depende mucho de sus genes. Como lo dije en la respuesta anterior, otros factores incluyen el daño de los rayos ultravioletas (es decir, del sol) y los cambios de peso. Estas son las cosas que más podemos controlar. Proteger tu piel aplicándole protector solar a lo largo de tu vida puede ayudarte a conservar el colágeno en tu piel y por lo tanto, a prolongar su aspecto juvenil. Cuando ganamos peso, la piel se estira para almacenar la grasa extra, y en forma opuesta, perder peso, especialmente si sucede de forma rápida, a menudo deja atrás este exceso de piel. Cuanto más grande nos vamos haciendo, es menos probable que la piel vuelva a su sitio debido a la reducción de elasticidad. Mantener un estilo de vida y dieta saludables puede ayudarnos a mantener un peso estable a lo largo de nuestras vidas.

P: -¿Qué tratamientos se pueden hacer para eliminar la flacidez facial?

MJA: En nuestro instituto aplicamos un tratamiento de élite que es el Hifu Facial, combinado con crioradiofrecuenciafacial. En el Centro de Kinesiología y Estética Armándola preferimos y privilegiamos los tratamientos no invasivos; es decir sin dolor pinchazos ni cirugías que le van a devolver al rostro la turgencia de la piel de manera natural. Todo esto sin contar el profesionalismo y el respeto que tienen todas nuestras profesionales, como así también el cariño que le prodigan a todos los problemas.

Bien estimada amiga. Hasta aquí llegamos con esta profunda entrevista que me realizaron para una prestigiosa revista internacional sobre este problema que nos aqueja a todas y al que debemos atender como corresponde. No olvides que debes consultar con tu médico de confianza ante cualquier duda o inquietud, y si prefieres visitarnos no tienes más que comunicarte con nosotras que te estaremos esperando con la calidez que nos caracteriza y seguro podremos avanzar con un tratamiento adecuado. Hasta el viernes que viene, o hasta la próxima entrevista… ()

Para más información podes escribir al WhatsApp3434462213 o en nuestras redes: instagram: @ckea_oficial

Facebook: CKEA

Dirección: Casa central: Vélez Sarsfield 721. Sucursal: Mitre 171, los dos en el Parque Urquiza de la ciudad de Paraná.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate