El jueves, Maju Lozanorecibió en el estudio de Todas las tardes a Lihuel González, una joven que fue golpeada junto a una amiga por su expareja, Maximiliano Gabotto.

La conductora presentó a las mujeres y mostró las crudas imágenes de una cámara de seguridad con la golpiza, que tuvo lugar en un asado familiar. Tras escuchar el relato de las víctimas, Maju pasó en vivo a un móvil y se sorprendió al aire con la presencia de Gabotto junto a su cronista, Luis Gasulla.

“Ah, bueno. ¿Qué?”, esbozó Lozano apenas vio al hombre. El hombre comenzó a relatar que le revisó el celular a Lihuel y, sin ocultar su malestar, Maju le preguntó: “¿Vos le pegaste a tu novia porque viste un mensaje en el celular? ¿De ese nivel de taradez estamos hablando?”.

Gabotto continuó con su versión de los hechos hasta que la conductora lo interrumpió furiosa al grito de “¡Pará, pará! ¡Pará un poquito!”. Entonces, le habló a su cronista e insultó al violento: “Luis, te agradezco enormemente el esfuerzo del móvil con este reverendo hijo de re mil puta, no me interesa escucharlo. Vamos a levantarlo”.

Muy enojada, Maju expresó: “No, es un nivel de locura que yo tenga a un tipo que me venga a justificar por qué le pegó. ¡¿Estamos todos locos?! Este tipo debería estar en cana”.

Embed

Comentá y expresate