El presidente de Francia, Emmanuel Macron, aseguró en una conferencia de prensa en Buenos Aires que "lo ocurrido hoy en París no tiene nada que ver con la expresión pacifica de las protestas" y afirmó que los manifestantes que protagonizan aún incidentes en la capital "no quieren ningún cambio, quieren el caos".

Las declaraciones de Macron llegan después de tres semanas de protestas en las calles de París que culminaron con la toma del Arco de Triunfo por los denominados "chalecos amarillos" que dio lugar a una verdadera batalla campal con la policía en la que se registraron 80 heridos y 183 detenidos.

También se montaron barricadas en varios barrios del centro de la capital gala por las protestas contra el alza de los combustibles y del costo de vida en Francia. El punto más álgido se registró este sábado cuando la policía volvió a lanzar gas lacrimógeno contra los manifestantes.

Fuente: Minuto Uno.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate