El presidente Mauricio Macri, junto a la vicepresidente Gabriela Michetti, interrumpió el itinerario para saludar al grupo que estuvo 17 días atrapado en una cueva en Tailandia.

Su caso ganó notoriedad el 26 de junio, cuando los tailandeses quedaron encerrados junto a su tutor de 23 años mientras realizaban una excursión en una cueva de Tham Luang. Todos pertenecen a un equipo de fútbol llamado Jabalíes Salvajes, el cual fue invitado a Buenos Aires por el Comité Olímpico Internacional para presenciar los Juegos Olímpicos de la Juventud.

La visita guiada por la Casa Rosada fue interrumpida por el mandatario nacional, quien arribó acompañado de Michetti. La vicepresidente expresó en su cuenta de Twitter: "Junto a Mauricio Macri recibimos la visita de los niños tailandeses que fueron rescatados de la cueva Tham Luang. Están en la Argentina invitados por el Comité Olímpico Internacional para participar de Buenos Aires 2018″.

El sábado, en la inauguración de los JJOO llevada a cabo en el Obelisco, fueron aplaudidos y reconocidos por miles de personas que presenciaron la ceremonia.

Los niños sobrevivieron a una súbita tormenta potenciada por un monzón, un viento estacional que provocó una inundación en la cueva. Allí fueron rescatados, a 4 kilómetros de la caverna, en una odisea que duró tres días y se cobró la vida de Samam Gunan, un buzo que falleció durante el rescate.

En la Ciudad, el domingo participaron de un amistoso en la cancha de River contra algunos niños de la escuelita del club. Recorrieron el estadio y se retiraron, cada uno de ellos, con una camiseta de color violeta estampada con cada nombre.

Comentá y expresate