Tras el anuncio de los Estados Unidos de que cobrarán aranceles para las importaciones de acero y aluminio, el Presidente llamó a Donald Trump para pedirle que haga una excepción con la Argentinay deje al país afuera de la medida. Mauricio Macri y el mandatario estadounidense hablaron por teléfono poco después del mediodía.

Se espera que el Gobierno dé a conocer el resultado de la conversación entre los presidentes en simultáneo con Washington, según informó Clarín. Podría ocurrir que se negocie una rebaja sobre arancel anunciado, si no hay excepción para el país.

La Cancillería argentina adelantó en un comunicado el jueves que el Gobierno dialogaría con las autoridades de los Estados Unidos “con miras a lograr la excepción de esos aranceles para las exportaciones argentinas de ambos productos". Ese mismo día, la administración de Trump confirmó que gravarán las importaciones de aluminio con un sobre arancel del 10% y las de acero, del 25%.

El viernes, el Ministerio de Producción y la Cancillería mandaron notas al Departamento de Comercio norteamericano para pedir que la Argentina quedara exceptuado de los aranceles, como pasa con Canadá y México.

Para hacer el pedido, el Gobierno remarcó "la baja participación que tienen las ventas nacionales en el mercado norteamericano". "Las exportaciones argentinas representan sólo 0,6% del acero y 2,3% del aluminio de todas las importaciones que hace EE.UU. en ambos rubros y por lo tanto Argentina no es causante ni contribuye a las distorsiones que afectan a los mercados mundiales y a los EE.UU.", concluyó el comunicado de la Cancillería.

Fuente: TN.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate