Mauricio Macri habló luego de que el Senado de la Nación rechazara el proyecto de Interrupción Voluntaria del Embarazo. El presidente se centró en "un problema de fondo que no va a cambiar con una ley más o una ley menos", que son los "más de 100 mil chicos que nacen de embarazos adolescentes no deseados".

En ese marco, dijo que se debe trabajar con "métodos anticonceptivos de larga duración, que se demuestran mucho más efectivos" y sostuvo que desde el Gobierno han empezado a trabajar en ese sentido "con Salta, Jujuy, Corrientes y Misiones".

Además, prometió incrementar esta política de salud para prevenir embarazos: "Vamos a trabajar con las provincias del norte y con la provincia de Buenos Aires, porque es donde tenemos la mayor cantidad de casos", afirmó.

"Queremos que estas chicas tengan la posibilidad de elegir, de planificar su vida. Que no crean que su vida de desarrollo es tener un chico cuando todavía no están en condiciones o no saben lo que significa eso. Es importante que empoderemos a nuestros jóvenes, enseñándoles cuáles son las consecuencias de las decisiones que toman", agregó.

Con hincapié especial en el rol determinante que imprime la educación, el presidente sostuvo que en las escuelas debe "estar claro qué significan las adicciones, cuando ellos deciden tomar una droga, o alcohol, o la obesidad infantil, la violencia de género". "Nuestros chicos lo tienen que entender y están listos para que les enseñemos", afirmó.

Por otro lado, Macri llamó a la tolerancia y al diálogo, debido a que "estos son debates que comienzan y van a continuar, se van a seguir sucediendo", porque "los argentinos estamos madurando en libertad", según consideró en una improvisada conferencia de prensa en Casa Rosada.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

Conflicto con el transporte: ¿qué es lo que más te preocupa?

La suba del boleto
Los horarios y frecuencias
Los recorridos
El estado de los colectivos
Tener que viajar amontonados
ver resultados

Las Más Leídas