Un macabro hallazgo producido en una casa de la localidad de Novinka, ubicada la región de Leningrado, al noroeste de Rusia, ha llevado a la detención de un hombre y una niña de doce años bajo las acusaciones de asesinato y canibalismo.

El 3 de octubre, la Policía encontró en el domicilio el cuerpo descuartizado de un joven de 21 años, reporta RIA Novosti. Parte de sus restos fueron hallados en una sartén, mientras que la cabeza se encontraba en el interior del horno.

El Comité de Investigaciones ruso ha hecho pública la chocante grabación efectuada en el interior de la vivienda.

Advertencia: Las siguientes imágenes pueden herir su sensibilidad

Embed

Los sospechosos son un hombre de 22 años y su compañera de doce años. El adulto también es sospechoso de mantener relaciones sexuales con la menor, que estaba siendo buscada tras fugarse de su domicilio familiar en Sochi a finales de septiembre. El acusado, por su parte, alega que vivía con la menor "por amor".

Las autoridades detallaron que los detenidos conocieron a la víctima en un café de San Petersburgo, tras lo cual estuvieron viviendo varios días en su casa. Sin embargo, la noche del 2 al 3 de octubre, se desató un conflicto entre los dos hombres, que acabó con la muerte por acuchillamiento del dueño de la vivienda.

Otro dato chocante es que, según los investigadores, la niña de doce años también participó en el asesinato. La menor fue "interrogada como testigo menor de edad y ubicada en una institución especializada para adolescentes", precisan las autoridades, que agregan que "la investigación también está comprobando la información sobre el posible consumo de pedazos del cuerpo de la persona asesinada por parte de los detenidos".

Fuente: RT

Comentá y expresate