"Es una alegría tremenda. Cuando la Policía se la entregó casi se larga a llorar", dijo Patricia. El joven y su hermano utilizaban la bicicleta para repartir viandas con el fin de juntar dinero para costear los estudios universitarios.

Embed

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate