Luciano Castro era una de las palabras más esperadas tras confirmar su separación de Sabrina Rojas. Mientas que la modelo dio su punto de vista y algunos detalles de la relación que mantienen por sus hijos – Esperanza y Fausto-, el actor coincidió con su ex esposa en el cariño que mantienen y en las posibilidades de que con el tiempo haya una reconciliación.

“No hagamos un drama de algo. Es más fácil lo simple que lo complejo. Es una cuestión de tranquilidad y de descomprimir. Nosotros tenemos mucho más que una separación, entonces no nos quedamos con la palabra y con el hecho en sí”, dijo, igualando las palabras de su mujer, a quien describió como “lo más grande del mundo”.

Nos quedamos con todo lo que tenemos que hacer para estar mejor y evolucionar. No nos gusta dramatizar y nunca fuimos mediáticos. Hay gente que le interesa separarse y salir a contarlo. Nosotros lo hacemos por una cuestión de salud mental nuestra y para nuestros hijos”, agregó el actor desde Mar del Plata, horas antes de regresar a Capital por trabajo.

Al ser consultado por Los ángeles de la mañana sobre si hubo terceros en discordia, respondió: “Todo lo que tenga que hablar con mi esposa lo hablamos en casa. Muchas veces sana una separación para poder estar mejor, y muchas veces no. Muchas veces es definitivo, muchas veces no. Veremos. Somos gente madura, nos queremos y nos amamos”.

En cuanto al hackeo de sus redes sociales y de los mensajes que el hacker dejó en el Instagram de Rojas, Castro indicó: “Hace 26 años que laburo de esto y la gente que trabajó conmigo del medio sabe quién soy, no tengo que explicar nada ni lo necesito”.

Comentá y expresate