Si estás pensando en registrar tu marca o si ya la tenés registrada, intentamos darte en estas breves líneas algunos puntos de interés que pueden advertirte de ciertas cosas que quizás no sabias:

  • Las marcas se patentan

Esta es una idea muy arraigada y difundida, pero en realidad se trata de una expresión incorrecta. Las marcas no se patentan, se registran, siendo la manera de obtener la protección de una marca por medio del registro ante el INPI y no por medio de una patente que en este último caso lo que se protegen son los inventos.

  • La protección de marcas es para empresas grandes por lo costoso del trámite

Cada vez son más los emprendimientos pequeños en su etapa inicial que acceden a los beneficios de tener su marca registrada, porque comprenden que es la única manera de asegurar su inversión y protegerla de la de su competencia.

Quienes pierden su marca por no registrarla se dan cuenta que más costoso es no registrarla por toda la inversión perdida al tener luego que cambiar su marca.

  • El registro de marca es internacional

Uno de los principios del derecho de marcas es la territorialidad, es decir, la marca se protege solo en el país donde se solicito el registro. Sin embargo existen excepciones a esta regla dependiendo del país de origen y de los tratados que dicho país tenga suscritos en la materia. También con respecto a las denominadas marcas notorias, afamadas o reconocidas internacionalmente.

Es decir, si tu marca tiene presencia en varios países tendrás que solicitar su protección ante la autoridad marcaría de cada país.

  • Ingresada la solicitud el registro de marca es automático

De acuerdo al proceso, el INPI, examina la solicitud y determina si se concede o no el registro tomando en cuenta la Ley 22.362, así como los registros existentes.

En su caso el INPI denegará tu registro y lo comunicará formalmente a tu email o lo publicará en su Boletín de Marcas que publica cada día miércoles.

Ningún trámite de registro posee 100% de probabilidad de ser favorable, ya qué hay factores que se deben analizar bien. Por eso es vital que se cuente con asesoramiento profesional especializado en propiedad intelectual que pueda guiarte adecuadamente en el proceso de registro de tu marca.

En este proceso resulta fundamental que cuentes con un buen asesoramiento para hacer una buena búsqueda de antecedentes que no sólo verifique la disponibilidad de tu marca sino que la misma no es confundible con otras ya registradas desde el punto de vista conceptual, gramatical y/o fonético.

  • Ya tengo registrado el dominio web de mi marca

Son cosas absolutamente diferentes, el dominio web no asegura el derecho sobre el uso exclusivo de una marca sino simplemente la presencia en Internet.

Consultanos por WhatsApp al 2234002516 o por email a: info@estudiorawson.com.ar

Comentá y expresate