Los jardines maternales atraviesan una situación límite, al permanecer cerrados y no estar habilitados para trabajar en el marco de la pandemia por coronavirus.

"La situación es desesperante. No tenemos ni siquiera para pagar sueldos. Estamos manteniendo vendiendo cosas para comer y necesitamos ayuda para que podamos pagar salarios" indicaron al Nueve.

Embed

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate