La Cámara de Comerciantes del Microcentro de Paraná manifestó su malestar por las nuevas restricciones horarias. "Acatamos la medida impuesta por el Gobierno Provincial por el plazo de una semana, dado que entendemos la gravedad de la pandemia, pero manifestamos la disconformidad a la profundización en la restricción horaria", expresaron.

"Los contagios no se han dado nunca en los locales comerciales, está de más decir que se cumplen a rajatabla todas las normas y protocolos vigentes", argumentaron a través de un comunicado.

"El transporte público tampoco es un foco de contagio en nuestra ciudad. De acuerdo a los establecido desde el inicio de la pandemia por el gobierno municipal, los empleados públicos ingresan a las 7, los bancos realizan su apertura a las y comercios a las 9 por lo tanto hay una organización escalonada para que se cumpla el distanciamiento en cada viaje", indicaron.

Además, señalaron que "es de público conocimiento que en otras localidades hay mayores contagios en relación a la cantidad de población, por lo tanto, no entendemos por qué es la ciudad de Paraná la única perjudicada con estas medidas".

"Irremediablemente se generará una caída aún mayor en las ventas, respecto a la que venimos sufriendo hace 14 meses y es claro y evidente el colapso de la actividad comercial por los cierres de locales y la insostenibilidad de puestos de trabajo", lamentaron.

En ese sentido, plantearon que analizan "la imposibilidad de hacer frente al pago de obligaciones mensuales, como impuestos, aportes y otros tantos que ahogan día a día al comercio y que no recibe ningún tipo de ayuda del estado".

"Por lo expuesto anteriormente y con la preocupación de poder abrir nuestras puertas con normalidad para mantener los puestos laborales, acataremos dicha medida por el plazo único de 7 días, luego de lo cual volveremos a los horarios comerciales habituales", anticiparon.

Comentá y expresate