Pese a que la curva registra nueve semanas de descenso consecutivo a nivel nacional, los casos de coronavirus en la Ciudad de Buenos Aires, Neuquén, Chubut, La Pampa y San Luis dejaron de bajar en los últimos días, lo que si bien no es una tendencia confirmada, abre la pregunta acerca de si será el inicio de una nueva ola en el contexto de inicio del frío y el brote de gripe por influenza.

"Una buena parte de lo que se está cargando ahora es todavía de la subida de enero y febrero, lo mismo sucede con los fallecidos. Entonces, cuando uno quiere analizar una tendencia lo que conviene es ordenar por diagnóstico o fecha de inicio de síntomas", indicó a Télam el físico e investigador del Conicet Jorge Aliaga.

El especialista sostuvo que ordenando por fecha de inicio de síntomas, "en la Ciudad de Buenos Aires (CABA) esta semana los casos se estabilizaron e incluso ascendieron un poquito. La pregunta es si se trata de una tendencia transitoria o si esto implica que se llegó a un piso y a partir de ahora comienzan a subir".

Aliaga, actual secretario de Planeamiento y Evaluación Institucional de la Universidad Nacional de Hurlingham, indicó que en el resto del país si se observa también por fecha de inicio de síntomas hace 10 días se registró una pequeña suba en Neuquén, Chubut y La Pampa. "Hay que ver si esto se sostiene con la carga de los últimos días", evaluó.

"Esto también se observa en San Luis pero aquí los números son tan chicos que puede ser una fluctuación estadística", añadió.

Por su parte, el bioinformático de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC) e investigador del Conicet Rodrigo Quiroga coincidió en que "en CABA, San Luis y La Pampa hace cinco o seis días se observa un cambio en la tendencia, con un aumento pequeño que contrasta con el resto de las provincias que están a la baja o estables".

"No obstante hay que esperar ver qué sucederá en los próximos días; en cuanto a las internaciones y fallecimientos siguen bajando tanto a nivel nacional como en las jurisdicciones donde el descenso (de casos) se detuvo. De confirmarse el cambio de tendencia, como ésta lleva apenas unos días, recién impactaría en la hospitalización dentro de dos semanas", analizó.

Este el Ministerio de Salud informó que se registra "por novena semana consecutiva un descenso pronunciado en la cantidad de casos de Covid-19, ya que la última semana mostró una baja del 98,14% respecto del pico máximo de la pandemia en enero con más de 800.000 infectados".

E indicó que "la cantidad de personas internadas en terapia intensiva y fallecidas por Covid registró un 9% menos que la semana anterior".

A nivel mundial en las últimas semanas habían aumentado los casos en diferentes países de Europa como Reino Unido, Francia, Austria y Alemania, aunque en estos dos últimos comenzó a descender, mientras que en otras naciones del continente se estabilizó en un número alto.

"En Argentina se observa un promedio de 1.500 notificaciones diarias con un descenso más leve que lo que venía siendo, pero todavía esa es la tendencia", explicó el contador Martín Barrionuevo, quien analiza las estadísticas desde el inicio de la pandemia.

Barrionuevo señaló que "hay un leve incremento en la Ciudad de Buenos Aires en los últimos días, que puede deberse a varios factores: por un lado que comienza a detectarse la subvariante de Ómicron BA.2, y por el otro el comienzo del frío, que hace que la gente ventile menos y se reúna más adentro".

Según el último reporte de la Organización Mundial de la Salud (OMS) con fecha 22 de marzo, en los últimos 30 días, BA.2 se convirtió en la variante predominante a nivel mundial, con 251.645 secuencias (85,96%) reportadas.

Durante el mismo período, también se identificaron 125.485 secuencias BA.1.1 (8,98%), 54.724 secuencias BA.1 (4,26%) -impulsoras de la última ola- y 70 secuencias BA.3.

En Argentina el último Boletín de vigilancia del Ministerio de Salud, informó que "la situación de variantes de SARS-CoV-2 se caracteriza actualmente por una circulación exclusiva de la variante Ómicron (con sus diferentes subvariantes)".

"En cuanto a los sublinajes de variante Ómicron se identifica fundamentalmente BA.1 y BA.1.1 mientras que BA.2 representa menos del 0,5% de las muestras secuenciadas", señaló el documento.

"Tenemos que estar preparados para que los casos suban, en el mundo se dio de formas muy diferentes así que hay que ver qué es lo que sucede en Argentina, pero no es momento de bajar los brazos todavía ni de pensar que la pandemia ya terminó", sostuvo Barrionuevo.

Esta semana, la ministra de Salud, Carla Vizzotti, indicó que "teniendo en cuenta el inicio de clases, la presencialidad plena, el comienzo del invierno y el frío, e independientemente de la variante Ómicron o de la subvariante BA.2, es esperable que aumenten los casos".

En ese contexto, instó a la población a aplicarse la dosis de refuerzo (tercera para la mayoría y cuarta para inmunocomprometidos y mayores de 50 con la vacuna de Sinopharm).

"Si bien sabíamos que con las vacunas no íbamos a dejar de tener casos, el objetivo es que ese aumento no se traduzca en internaciones y muertes", señaló.

Y añadió que "por eso es muy importante avanzar con la vacunación de todas las enfermedades respiratorias, avanzar con los refuerzos de SARS-Cov-2 y de Covid-19, porque con la percepción de riesgo bajando, las personas pierden los turnos y no se acercan a vacunar", detalló.

Más allá del coronavirus, desde hace semanas en Argentina se están registrando más casos de gripe por influenza A del tipo H3N2 que lo habitual para esta época del año; por este motivo, se adelantó la campaña de vacunación contra la gripe que se lanzó ayer en todo el país.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Estás de acuerdo con que el horario de cursado se extienda una hora?

52.51% Si, estoy de acuerdo
47.49% No estoy de acuerdo
Total 7197 votos

Las Más Leídas