"Es un proyectoo que nació en la Universidad de Duke y que logró incorporarnos a Santa Fe, para ofrecer a los pacientes graves con covid una opción de tratamiento de investigación. Usa un antiviral y se les administra al azar uno de tres posibles fármacos, conocidos y usados para otras enfermedades y que demostraron cortar la inflación pulmonar" remarcó el especialista.

"El panorama es muy alentador, no obstante faltan resultados y una muestra más representativa" indicó el especialista. En Santa Fe se tratan 36 pacientes, de los 800 de Latinoamérica y 2.200 en el mundo que se han sometido al tratamiento.

Embed

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate