Matthew Aimersestaba viviendo una de las mejores noches de su vida junto a su reciente esposa Kayla: se casaron y decidieron festejar su amor con todos sus seres queridos en el Northampton Valley Country Club, ubicado en Pensilvania, Estados Unidos. Sin embargo, todo terminó de una manera inesperada.

La noche se desarrollada con normalidad y hasta se publicaron fotos de la pareja sonriendo entre los invitados. El acoso hacia la mesera, que es menor de edad, comenzó cuando el hombre de 31 años le preguntó si quería ir afuera y tener sexo.

Según el medio Mirror, la joven declaró que Aimers le dijo que podía "hacer lo que ella quisiera" y le ofreció 100 dólares para que lo besara "como si de verdad lo amara".

Como ella se negó empezó a ponerse cada vez más impertinente e incluso la siguió hasta el baño de mujeres. Supuestamente, una vez ahí, la empujó hacia uno de los cubículos la tocó y le mostró sus genitales. La adolescente finalmente logró empujarlo y salir de allí.

Pero las agresiones no fueron solamente hacia la mesera. Durante el transcurso de la boda, la policía de Northampton Township recibió una llamada de uno de los invitados el club de golf para que asistan al lugar porque Aimers estaba muy agresivo. Según denunció, insultaba y empujaba a varios trabajadores.

Cuando los agentes llegaron, el denunciante les dijo que Aimers le había dado un golpe en la cara porque no le permitió ingresar alcohol ajeno a la fiesta.Pero no terminó ahí: la policía puso en la declaración que el sujeto los invitó a pelear porque no quería ser detenido. Hasta intentó escapar de su propio casamiento y tomarse un colectivo para volver a su casa.

Si bien la boda se celebró el 24 de noviembre pasado, recién esta semana el hombre tuvo que ir al tribunal, donde fue procesado por agresión sexual, exposición indecente, hostigamiento y delitos relacionados. También fue acusado de asalto simple, conducta desordenada y resistencia al arresto.

Aimers fue liberado después de estar casi tres meses en prisión, al pagar el 10% de la fianza -en total son 350 mil dólares-, según los registros judiciales. El abogado, Louis Busico, dijo que su cliente "niega absolutamente todos los cargos", según el Philadelphia Inquirer, y agregó: "Mantiene su inocencia y espera limpiar su nombre cuando todo esté concluido".

El letrado afirmó que Kayla "lo apoya 100%"y cree en su inocencia, no tiene planeado divorciarse. El próximo 21 de febrero enfrenta una audiencia preliminar sobre la agresión sexual contra la mesera adolescente.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

#ParoDeTransporte: ¿qué opinás de la medida de fuerza?

Es un reclamo justo
Deben reclamar sin afectar al usuario
La Justicia debe impedir los paros
ver resultados

Las Más Leídas