William Moldt desapareció hace más de 20 años y, desde ese entonces, su familia nunca dejó de buscarlo. Este último martes, gracias a un sorprendente descubrimiento en Google Earth, se pudieron encontrar los restos del fallecido, y sus seres queridos le dieron un cierre final a la situación.

Todo comenzó cuando Moldt, quien entonces tenía 40 años, desapareció del condado de Palm Beach, Florida, el 7 de noviembre de 1997. Esa noche llamó a su novia desde un bar para decirle que pronto estaría en casa, de acuerdo con lo informado por WPTV.

Poco después, fue visto saliendo del bar solo y subiéndose a su vehículo. Según los informes, no parecía intoxicado, pero esa fue la última vez que lo vieron con vida.

desaparecido.jpg

De acuerdo con la Oficina del Sheriff del Condado de Palm Beach, fue un antiguo vecino de Wellington, Florida, que hizo una búsqueda en Google Earth cuando notó algo extraño en el agua de un estanque.

En las imágenes que observó, vio lo que parecía ser un automóvil en un estanque artificial rodeado por casas. El residente anterior, quien no fue identificado por la policía, se contactó después con el habitante actual que vive en la zona del objeto sumergido.

“El residente actual activó su dron personal y confirmó lo que vio el anterior e inmediatamente contactó a las autoridades”, sostuvo la policía.

hallado.jpg

El objeto descubierto resultó ser un vehículo que “estaba muy calcificado”, y después de sacarlo del estanque, la policía descubrió en el interior los restos del sujeto.

El martes pasado, los huesos fueron trasladados a la oficina del médico forense para su respectivo procesamiento, y se comprobó que estos provenían del cuerpo de Moldt.

Fuente: Crónica

Comentá y expresate