El Juzgado de Faltas Nº 3 de Paraná, a cargo de Silvina García,denegó la restitución de dos caballos que sufrieron maltrato animal por parte de sus dueños.

Luego de haber ordenado su secuestro y de constatar heridas e inflamación a raíz de sobrecarga, latigazos y golpes, la magistrada dispuso que sean dados en adopción.

Mientras tanto, decidió García, los equinos quedarán a disposición de la Dirección de Salud Animal de la Municipalidad de Paraná, la que ha trabajado en conjunto con entidades especializadas como la Fundación Mi Reino por un Caballo, quienes supervisarán su posterior adopción.

Se trata de la primera vez que se aplica la vigente Ordenanza 9.537 de Prohibición de la Tracción a Sangre Animal en Paraná, de autoría de la concejal Claudia Acevedo.

Embed
Embed

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate