Un insólito error del sistema de acreditación de consumo de la Fiesta de disfraces, hizo que un grupo de amigos que contrató una mesa del nuevo sector Black Vip con 25 mil pesos de consumo libre en las barras, se encontró con que tenía disponible 250 mil pesos.

Según contó Nicolás Lorenzón -instagramer y empresario paranaense- la sorpresa devino en la inmediata decisión de denunciar el hecho ante los responsables de la organización y asumir el pago del excedente de consumo.

El propio Lorenzón publicó en sus redes el episodio mostrando la pulsera que, hoy, contaba con un saldo de 211.140 pesos. “Hay que ser honestos. En vez de 25 mil nos cargaron 250 mil. Estamos haciendo cuentas para devolver el excedente, gastamos 15 mil pesos”, explicó.

El sistema cashless que se estrenó este año en la Fiesta de disfraces posibilitaba cargar un monto determinado de dinero en una pulsera, consumir en las barras, y recuperar el saldo en un sistema online, publicó Entre Medios Web.

Comentá y expresate