"Fue sorpresivo, el gobernador me nombró madrina y aquí estoy. El año pasado hice la comparación con un niño recién nacido al que hay que cuidar. Bueno, ese niño, un año después, goza de muy buena salud. Y ahora nos proponemos no aflojar, porque hay que cuidarlo para que se siga desarrollando. Esto tiene que ver con una de las manifestaciones más complejas y caras de la cultura. Es profundamente colectivo, nadie puede hacer cine solo" señaló la artista.

Mirá la nota completa.

Embed

Comentá y expresate