Terminamos la primera semana de agosto con movimientos dispares entre el mercado internacional y el mercado local, en lo que a granos respecta.

En el plano internacional, particularmente en Estados Unidos, las estimaciones de producción son cada vez mayores. La semana próxima tendremos un nuevo reporte de Oferta y Demanda del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA), pero ya son varios los analistas privados que están estimando aumentos entre 8 y 10 millones de toneladas para maíz y soja, respectivamente.

Por el lado de la demanda, el mercado chino, como principal comprador, está demandando fuertemente soja y maíz de distintos puntos del mundo; si se sigue en este camino, puede ser que sea el factor que haga de sostén a los precios.

En el caso de trigo, avanza la cosecha en Estados Unidos y aumenta la producción en Rusia; todo indica que también habrá un muy buen volumen internacional. Por este motivo, esta semana hubo bajas de casi 16 dólares en el mercado de Chicago para el cereal.

Cambiando la mirada para nuestro mercado local, tuvimos una semana con precios que vienen bastante sostenidos, sin copiar lo que está pasando afuera.

En el caso de maíz, para la nueva cosecha se vieron precios similares a los de la semana pasada, en torno a los 138 usd/tn para abril 2021. La estrategia de fijar precios de venta y sumarle un call sigue siendo válida; es la manera de fijar un precio de venta, pero estar flexible antes eventuales subas.

Para el maíz disponible que no se quiera vender con los precios actuales, existe la posibilidad de diferir a diciembre con valores de 141 usd/tn; este pase está dando una TNA del 20% en dólares. Es una muy buena oportunidad que permite también acceder a financiamientos a tasas muy convenientes.

En lo que respecta a soja, hay valores de 225 usd/tn para la posición mayo 2021. Y para la disponible, los valores estuvieron en torno a los 238 usd/tn, similares a la semana anterior. En este caso, las perspectivas a futuro en USA son mejores que para maíz, por lo que podemos ver subas, en lo que resta del año, que se trasladen a nuestro mercado local.

Para trigo, con las estimaciones que continúan bajando la producción total en nuestro país, los precios se han mantenido bastante estables. Es probable que, de hacerse efectiva esta baja de rendimientos, y por lo tanto de producción, se de una suba en los precios. En este caso, la estrategia que proponemos para aquellos que ya fueron vendiendo o quieren fijar precios de venta, y quieren “participar” de estas posibles subas es la siguiente: con un costo de 1,6 usd/tn, podemos armar piso de 177 usd/tn para captar todas las subas que se den por encima de ese valor, tanto para la posición diciembre y enero.

Como vemos, hay una gran cantidad de alternativas, para cada productor, cada empresa y situación en particular. Es solo cuestión de saber aprovecharlas

LEIVA HNOS

Comentá y expresate