Un hombre fue a denunciar a Comisaría Octava de Paraná que a su hijo le habían sustraído la bicicleta el mes pasado y que la había visto publicada en la red social Facebook.

Como estaba a la venta, el denunciante organizó un encuentro y los funcionarios policiales lo acompañaron a calle Ramírez y Dugratty.

Al lugar llegó una mujer con la bicicleta aduciendo que era suya, reconociéndola inmediatamente la parte damnificada.

En comunicación con la Fiscalía interviniente dispuso que se le hiciera una correcta identificación a la mujer, y que el rodado fuera secuestrado y devuelto a su dueño.

Comentá y expresate