Las ventas por el Día de la Madre significaron una caída interanual importante, pero para los comerciantes fue un aliciente para lo que han sido estos meses críticos de pandemia.

"Trabajamos bastante bien. Nada que ver con años anteriores, pero para lo que veníamos trabajando, se notó. Si uno lo toma en valores objetivos respecto del año pasado, estuvimos entre un 25 o 30% abajo, pero para como veníamos trabajando, es un veranito", sostuvo Daniel Parcerisa, tesorero de la Cámara de Comerciantes del Microcentro de Paraná, en diálogo con el Nueve.

"Fue un poquito de aire para esta época que nos está costando mucho", planteó.

Mirá la nota completa:

Embed

Comentá y expresate