De la mano de fuertes promociones lanzadas por los comercios, las ventas por el Día del Padre 2021 crecieron 35,8% frente al año pasado, medidas a precios constantes. Pero se ubicaron 21,5% por debajo de la misma fecha de 2019, una fecha que también había sido perjudicada por el corte nacional de energía que afectó a casi todo el país durante el domingo.

Como era de esperar, en la comparación anual, todos los rubros tuvieron subas importantes. Pero los bajos niveles de consumo quedaron visibles al comparar contra dos años atrás, el último Día del Padre antes de la pandemia.

Los datos surgen del relevamiento realizado por la Confederación Argentina de la Mediana Empresa -CAME- entre el sábado por la tarde y el domingo entre 300 negocios del país y las cámaras de comercio regionales asociadas.

Las ventas arrancaron recién el sábado, con más demora que lo habitual. En parte porque al ser feriado el lunes hubo familias que corrieron los festejos. También incidió la falta de efectivo, que demoró hasta último momento la decisión de salir a comprar. Las familias fueron además muy prudentes al momento de usar las tarjetas de crédito.

Aun así, el 70% de los comercios consultados declaró que, en mayor o menor medida, la fecha ayudó a reactivar el consumo. A su vez, el 62% de los empresarios de la muestra señalaron que las ventas estuvieron dentro de los niveles esperado o los superaron, aunque en general las expectativas eran muy modestas.

El ticket promedio de este año se ubicó en $2.470, un 76,6% por encima del año pasado. Los clientes fueron con más decisión que otras épocas tanto en “qué” comprar como en “cuánto” gastar. Un factor que incidió en el fuerte incremento del ticket promedio fueron los precios de la indumentaria y ropa deportiva, que es lo que más se regala y la cual subió 71% en un año.

Comentá y expresate