Tras el despampanante festejo de casamiento, Pampita y Roberto García Moritán continuaron en la senda del romanticismo y viajaron a París para disfrutar de la luna de miel.

En su primera jornada en la capital francesa, visitaron la Torre Eiffel, un ícono de la ciudad y una visita casi obligada al tratase de un símbolo reconocido a nivel mundial.

En las fotos se mostraron muy sonrientes y abrazados, como se los suele ver desde que la relación se hizo pública.

Comentá y expresate