Desde hace un tiempo, el organismo recaudador nacional viene llevando adelante una serie de controles exhaustivos a los contribuyentes encuadrados en el Monotributo, quienes deben respetar ciertos parámetros que establece la propia ley del tributo y que además se van actualizando año a año.

Dentro de esos parámetros encontramos los ingresos devengados, los alquileres devengados, el consumo de energía eléctrica y la superficie de algún inmueble destinado al desarrollo de la actividad económica. Toda la información relacionada con los parámetros de categorización es de fácil acceso y se encuentra disponible en la página web de AFIP de manera simplificada en una tabla.

Pero aquí no termina el análisis que debe hacerse sobre el encuadre del pequeño contribuyente, sino que además de los parámetros expuestos en esa famosa tabla deben tenerse en cuenta otras cuestiones. Por un lado, una de las variables que la mayoría de las veces no se consulta es el precio unitario máximo de venta para el caso de los Monotributistas que se dediquen a la venta cosas muebles; y por el otro, los gastos que pueden realizarse según la categoría en la que se encuadren.

En este sentido, los porcentajes máximos de gastos son del 40% del máximo del ingreso para el caso de las actividades relacionadas con la prestación de servicios y del 80% para el caso de la venta de cosas muebles. Pero ojo, porque aquí entra en juego el cruzamiento de datos que el fisco hace con entidades bancarias, emisores de tarjetas de crédito, etc., para vigilar que los gastos personales de los pequeños contribuyentes estén acordes con los ingresos declarados y que además estén debidamente justificados.

Y aquí entra en juego la compra de dólares que realizan los sujetos. Para AFIP, la compra de moneda extranjera es una compra de bienes, y así como tal debe cuidarse de cumplir con todos y cada uno de los parámetros mencionados anteriormente para no incurrir en alguna de las causales de exclusión del Régimen Simplificado.

¿Tan grave es que excluyan a un pequeño contribuyente del Monotributo?

El escenario económico actual, donde la vedette es la cotización del dólar, acentúa el riesgo de que los pequeños contribuyentes adheridos al Régimen Simplificado del Monotributo puedan ser penalizados por AFIP.

AFIP tiene puesta la lupa sobre los Monotributistas y especialmente sobre los que han concretado operaciones de compra de moneda extranjera por un valor incompatible con los ingresos declarados y en tanto estos no se encuentren justificados debidamente por parte del contribuyente.

De este modo, hay que tener en cuenta que cualquier actividad –incluso la compra de dólares- que haga presumir al fisco que se encuentra frente a una causal de exclusión, inmediatamente iniciará el procedimiento para encuadrar al sujeto dentro del Régimen General de Impuestos, lo que implica la inscripción en IVA, Ganancias y Autónomos.

La gravedad de esto radica en que habitualmente las sanciones que aplica AFIP son retroactivas porque se materializan con mucha diferencia temporal con respecto al momento de realización de la actividad que da origen a la exclusión.

Además, otra cuestión grave, es que en el caso de ser excluidos del Régimen, el sujeto no puede volver a ser Monotributista por el término de 3 años calendarios.

¿Y entonces…?

Entonces, ojo con tentarse y utilizar alguna de las opciones disponibles en el mercado -rulo, bucle, etc.- para hacerse de dólares o de alguna rentabilidad extra que no sea compatible tanto con la capacidad contributiva como también con los parámetros que observa AFIP para aplicar las sanciones de exclusión, porque las consecuencias económicas no deseadas de estas operatorias pueden ser mucho más cuantiosas que la rentabilidad obtenida.

*Por María José Quinodoz. Contadora, Licenciada en Economía. mariajose@mqestudiocontable.com.ar

Comentá y expresate