Karina Percara, dirigente del radicalismo y de Cambiemos de Concepción del Uruguay, compartió en sus redes sociales un escrito insultante hacia las personas que conforman la comunidad LGBTIQ+. Allí se define a la homosexualidad como “una desviación natural”. Otros dos medios locales publicaron sendas cartas agraviantes en el mismo sentido, en una aparente avanzada discriminatoria sin precedentes cercanos.

La exconcejal Percara es contadora y docente, presidió la delegación local del Consejo Profesional de Ciencias Económicas, y ocupó su cargo de en el Concejo Deliberante durante los años 2015 y 2019. En su muro de facebook compartió un escrito homofóbico enfatizando para que no queden dudas: “Adhiero el (sic) pensamiento”. En el texto se califica a la homosexualidad como una “desviación”.

El escrito está firmado por un vecino que dice haber sentido rechazo a que la Municipalidad de Concepción del Uruguay izara la bandera de la Diversidad Sexual junto a las banderas argentina y entrerriana, en el Día Internacional del Orgullo LGBT. El autor, quizás sin percatarse de su propia contradicción, comienza afirmando que no discrimina “ningún tipo de creencia o gusto personal de los ciudadanos” pero luego caliifica a la homosexualidad como “una desviación natural (sic) del ser humano a la que se pretende aceptar”.

Tanto el autor del texto agraviante como la exfuncionaria –que es además docente y profesional universitaria– parecen ignorar que la Organización Mundial de la Salud (OMS) hace treinta años (que se cumplieron en mayo del corriente) removió a la homosexualidad de la lista de enfermedades mentales, aceptándola oficialmente como una variante más de la sexualidad humana. A partir de esa decisión, la comunidad científica internacional rechazó y dejó definitivamente en el pasado a todos los enfoques que consideren a la homosexualidad como una “enfermedad” que debe ser “curada”.

Fuente: El Miércoles Digital

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate