Lady Gaga fue la encargada de cantar el himno nacional de Estados Unidos en la toma de posesión de Joe Biden como 46º presidente de Estados Unidos, en un relevo de poder que se concretó este miércoles en el Capitolio sin la presencia de Donald Trump, el mandatario saliente.

Con un imponente vestido rojo y negro enmarcado con el broche de una paloma de la paz dorada, la reconocida artista se llevó los aplausos de todos los presentes con su sentida interpretación.

Tras la presentación de Lady Gaga, fue el turno de Jennifer Lopez quien realizó un número musical con el que dejó un mensaje especial para la comunidad latina cuando exclamó en español: “¡Una Nación bajo Dios, indivisible, con libertad y justicia para todos!”.

Embed

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate