Los investigadores que buscaron resolver el misterio del Boeing 777 llegaron a una terrible conclusión que se dio a conocer en las últimas horas: el piloto concretó una misión suicida y muy bien planificada.

Los peritos coincidieron en que el piloto del MH370 de Malaysia Airlines, desaparecido en el Océano Índico el 8 de marzo de 2014 y con 239 pasajeros a bordo, "eludió deliberadamente los radares" e hizo precipitar el avión.

La opinión también fue compartida por Martin Dolan, especialista que comenzó con la búsqueda submarina de la aeronave. "Se trató de una acción planificada deliberadamente en el curso de un período de tiempo prolongado".

Los datos satelitales indicaban que el avión, partido de Kuala Lumpur, agotó su combustible y cayó al Océano Indico, al oeste de Australia, a miles de kilómetros de Pekín, su destino previsto.

Fuente: Telefé Noticias.

Comentá y expresate