El periodista Jorge Rial fue accionista y director de una compañía offshore de acuerdo con los documentos que surgen de Pandora Papers, la nueva investigación global, liderada por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ). El ex conductor de Intrusos sostiene que la sociedad fue cerrada y sus bienes en el exterior ingresaron al blanqueo de 2016.

Los documentos muestran que Rial asumió como director de Noyante Trading Limited el 6 de noviembre de 2012, unos dos meses y medios después de su creación. Según los formularios del proveedor Trident Trust Company, Rial abrió la compañía para operar una cuenta bancaria e “inversiones en cartera de valores”. De acuerdo a la versión de Rial, esas inversiones no se concretaron.

Noyante Trading Limited se inscribió con 50.000 acciones a nombre de Rial y sus dos hijas, de acuerdo con el certificado de emisión de las acciones. Además, el conductor inscribió a su entonces amigo y socio, el periodista Luis Ventura, con un poder amplio para tomar decisiones sobre esa compañía, incluida la posibilidad de ordenar “transferencias bancarias y operaciones de valores”, según un formulario de Trident.

El histórico conductor, que renunció al programa de chimentos en febrero último, afirma que ya no tiene dinero ni propiedades fuera del país y que los activos que tenía en el exterior fueron declarados ante la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) durante el blanqueo de capitales impulsado por el gobierno de Maurcio Macri, en 2016. Rial también sostiene que pagó el impuesto a la riqueza que promovió el oficialismo en 2020.

“En su momento, cuando estaba casado, esa sociedad se había hecho para comprar unos bienes en Miami. Fue una época en que le fue bien. Al final no hizo nada, no compró nada ni hizo ninguna inversión. En 2016, la poca guita que tenía, la trajo con el blanqueo y no quedó nada afuera. Trajo toda la plata, y cerró la sociedad”, indicaron en el entorno de Rial ante la consulta del equipo argentino de ICIJ.

La offshore se abrió en la misma época en la que Rial viajó junto a su entonces nueva pareja, Mariana “la niña Loly” Antoniale, a Aruba, en el Caribe. Entonces, fueron tapa de varias revistas argentinas. El conductor estaba separado y en plena disputa pública con su todavía esposa, Silvia D’Auro. La sentencia definitiva de divorcio salió en octubre de 2013.

Según los allegados al conductor y productor televisivo, su operatoria offshore no debería asociarse a su situación personal de mediados de 2012. “Esa sociedad no tuvo que ver con la disputa con Silvia, ni fue para ocultarle nada. Ya estaba separado”, aseguraron en su entorno. “Las pocas propiedades que tenía afuera se las quedó Silvia en el divorcio”.

“No tiene nada para ocultar. Tiene todo en regla, no debe nada, vive de su laburo. Incluso, pagó el impuesto a la riqueza”, dijeron, aunque el conductor no accedió a mostrar sus declaraciones tributarias.

Fuente: El Diario Ar

Comentá y expresate

Lo último

Encuesta

Ante una mejor situación sanitaria, ¿qué es lo que más te preocupa hoy?

Inseguridad
Economía del país
Problemáticas sociales
Problemáticas ambientales
Otros problemas
ver resultados

Las Más Leídas