En febrero de este año, la selección argentina de fútbol de amputados ganó la Copa Sudamericana que se disputó en Rosario.Gracias a esa buena actuación, clasificaron al Mundial de Fútbol para amputados que se disputará a partir del próximo domingo en México. Sin embargo, ahora están viviendo una pesadilla.

La delegación argentina de 15 jugadores -entre ellos dos entrerrianos, Diego Pesoa y Andrés López- y seis integrantes del cuerpo técnico están varados en Buenos Aires, esperando alguna solución para viajar y poder participar del torneo.

Una persona de Rosario que había organizado el evento en febrero, aseguró haber hecho contactos con la AFA para solventar los gastos del viaje al Mundial. Sin embargo hoy su sueño corre peligro, porque la entidad les garantizó sólo 10 pasajes.

De no concurrir al Mundial, la FAFA -Federación Argentina de Futbolistas Amputados- podría tener una multa económica y la penalización de no asistir a los próximo dos eventos. Es decir que para poder participar de una próxima Copa del Mundo, los chicos amputados deberían esperar 12 años.

El elenco nacional debe estar el sábado en México para el desfile. El domingo jugarían en el debut contra Francia; el lunes se enfrentarían a Ghana y el martes a Italia. Cada pasaje tiene un valor de alrededor de 50 mil pesos y están viendo cómo se las arreglan entre ellos, familiares y amigos para poder viajar.

Fuente: La Voz del Interior

Comentá y expresate