Como consecuencia del abrupto parate económico ante la pandemia del Covid-19, la recaudación tributaria sufrió otro duro golpe durante mayo, al registrar una fuerte caída del 22,3% en términos reales, según estimaciones privadas, en base a los datos reportados por la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP).

De esta forma, los ingresos mostraron una suba nominal de apenas 12,4% interanual a $499.535 millones, muy por debajo de la inflación registrada en los últimos 12 meses, calculada por encima del 42%, de acuerdo a proyecciones de analistas.

Así, el acumulado de los primeros cinco meses de 2020 la recaudación computó una caída real mayor al 13%.

A la hora de explicar la caída real, se destacan las bajas en IVA Neto, Ganancias y Aportes y Contribuciones, por la magnitud de sus mermas y su participación en la recaudación total. Con la inflación considerada en los últimos 12 meses, las caídas en tales impuestos fueron del 28%, 24% y 23% respectivamente.

El IVA aceleró su caída interanual respecto a la baja de abril y del primer cuatrimestre del año, mientras que Ganancias aplanó la tendencia, mostrando un descenso interanual menor que en en el cuarto mes de 2020,

Comentá y expresate