En primer trimestre del año la provincia redujo la presión tributaria y mantuvo el equilibrio en sus cuentas públicas. Así lo reveló un informe del Centro de Estudio del Desarrollo Macroeconómico -Cedma-. También destaca el nivel de la deuda de la provincia es el más bajo de los últimos 15 años.

Actualmente la deuda provincial representa solamente el 38% de los ingresos totales. Se trata del nivel más bajo en los últimos 15 años, de acuerdo a los datos publicados por la Contaduría General del Gobierno de Entre Ríos.

Entre los impuestos que se redujeron en esta etapa se encuentra la baja del 50% del único impuesto provincial sobre la factura eléctrica, el que se destina al Fondo de Desarrollo Energético. Este impuesto representaba entre el 13% y el 18% de cada boleta de la luz que se paga en la provincia.

En el análisis se resalta que la recaudación e ingresos de la provincia han sido afectados categóricamente por varios factores. Uno de ellos es el contexto económico desfavorable, que perjudica las principales variables macroeconómicas. Otro factor es que la gestión provincial se ha comprometido en la reducción de la presión tributaria, cuyos efectos son sustantivos.

En ese marco, el informe concluye que “en una coyuntura atravesada por la crisis económica y la aplicación de políticas de reducción de la presión fiscal, debe reconocerse como meritorio la capacidad del Estado provincial de sostener equilibradas y superavitarias las arcas de la provincia”.

EQUILIBRIO FISCAL

En el primer trimestre del año, la diferencia del total de ingresos y gastos arrojó un superávit financiero, es decir un saldo positivo, de 32.1 millones de pesos. Desde el 2016 al 2019, la gestión del gobernador Gustavo Bordet ha culminado los ejercicios del primer trimestre del año indefectiblemente con superávit. Incluso en 2018 el superávit se incrementó más de un 300% en relación al mismo periodo del año anterior.

Aún así, de enero a marzo de este año los gastos corrientes -necesarios para el normal desenvolvimiento de los servicios públicos y de la administración en general- ascendieron a 25.839 millones de pesos. Esto significó un aumento del 43% en relación al primer trimestre 2018.

El incremento obedece principalmente al aumento en las prestaciones de seguridad social -pensiones, jubilaciones, asistencia sanitaria, seguro escolar, indemnizaciones, entre otras-, que fue el rubro de gastos que mayor aumento sufrió. El incremento del rubro fue de más de 1.900 millones de pesos, que en términos porcentuales significaron un 48,67% más en comparación al mismo periodo del año pasado.

DESENDEUDAMIENTO Y MAYORES INGRESOS

Por otra parte, desde el año 2018 nuestra provincia ha logrado un sendero de desendeudamiento fiscal, logrando este año el 38 por ciento deuda pública sobre ingresos totales -el más bajo en los últimos 15 años. En el corriente año, en función de las altas tasas que registra el mercado financiero, la provincia no ha tomado ningún tipo de financiamiento.

En los meses de enero a marzo de este año los ingresos totales ascendieron a 25.871 millones de pesos, aumentando un 35.5% en relación al primer trimestre 2018. El incremento obedece, principalmente, al aumento en la recaudación de impuestos provinciales -un 34,09% en relación a 2018.

También hay que señalar en este sentido, el incremento de ingresos provenientes de los impuestos nacionales coparticipados a la provincia -un 41.22% más en comparación al mismo periodo del año anterior. De los mismos, 96,65 por ciento corresponden a rentas generales, es decir a recursos que la provincia dispone libremente para su utilización; y 3,35% a rentas afectadas -que poseen algún tipo de destino específico determinados por Leyes Nacionales.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate