Uno de los rubros golpeados por la cuarentena es el de las florerías, que debido a la suspensión de velorios y visitas a los cementerios vieron afectadas sus ventas.

"Nosotros dependemos de que trabaje el cementerio, el transcurrir de la gente. Nuestro fuerte son los sábados y domingos, cuando la gente viene a visitar a sus seres queridos", indicaron desde una florería de Paraná, ubicada a metros del Cementerio.

"Es muy escaso, porque a los seres queridos no los velan. Nuestro fuerte es el cementerio, pero no se vende", agregaron.

Desde otro comercio ubicado en la misma zona señalaron: "Estamos comprando lo justo y necesario, porque no se vende. Además, no entra mucha mercadería, porque el mercado de Buenos Aires está cerrado. Hay gente que lleva a sus casas o a las iglesias".

Embed

Comentá y expresate