Hay situaciones en las que para una mujer no hay nada mejor que otra mujer. Así lo entendieron las chicas que lanzaron la primera red de "carpooling" exclusivamente para mujeres que surgió en Rosario, Santa Fe, hace un año y es única en el país. Ahí se ofrecen cupos para viajar en auto y de esa manera compartir con compañeras de ruta "un buen viaje sororo".

La página de Facebook "Amiga, hermana: viajamos juntas?" es el punto de partida para ofertar los destinos y los lugares en el automóvil con la clara intención de repartir gastos, como es usual en estos sitios. Pero en este caso las chicas van por más y el acento se marca en la contención femenina que, sobre todo a las más jóvenes, les permitirá sentir que viajan seguras entre pares.

La creadora del grupo, Ledy López, destacó que en los viajes las chicas se hacen compañía, se cuidan, se protegen, encuentran la forma de reforzar la relación de hermandad y solidaridad entre las mujeres, e incluso esas charlas viajeras son el puntapié para crear otros grupos de trabajo, de apoyo, de participación.

Ledy tiene 30 años, es chilena y hace once años que se instaló en Rosario. Vino a estudiar música, ahora es profesora de canto y reparte su tiempo entre la maternidad -tiene un hijo de 9 años-, las clases, el estudio, el trabajo y la administración de la página de carpooling femenino.

Ledy no tiene auto y desde hace dos años participa como pasajera de grupos mixtos de carpooling. "Tuve experiencias muy copadas, de hecho ayer mismo viajé con varones y mujeres, no tengo problema, nunca tuve inconvenientes, ayer el viaje de ida y vuelta me salió 550 pesos, es decir el valor de un solo pasaje de colectivo a Buenos Aires", señaló a La Capital, y explicó que el grupo "Amiga, hermana, viajamos juntas?" lo creó por la inquietud de una amiga.

"En una oportunidad, cuando volvía de una convención de técnica vocal en la Universidad de La Plata, le insistí a una colega cantante para que utilice el carpooling y me dijo que no se animaba a viajar con desconocidos y más si eran hombres. Me dijo: 'Con todo lo que está pasando de la violencia y de los femicidios, me da temor'. En ese momento pensé que pena que tenga que pagar el dinero del colectivo. Fue ahí que abrí el espacio en Facebook", explicó.

"Yo ya estaba en un grupo de carpooling chileno de mujeres y es por eso que se me ocurrió. Fue hace un año, las primeras fueron 50 mujeres cercanas mías, expliqué la dinámica del grupo en la que sólo se aceptan mujeres amigas, familiares o colegas, el grupo siguió con la misma cantidad de miembros durante cinco días, y pensé que no iba a crecer, pero ahora ya somos casi once mil", contó orgullosa.

Ledy reveló que administrar el grupo le lleva tiempo, que pasa mucho conectada y que lo disfruta porque es un lugar de encuentro. "Es femenino en cuanto al género y feminista en los pensamientos más diversos, algunas utilizan el lenguaje inclusivo, otras no, no es obligatorio, yo por ejemplo no me siento cómoda, no me acostumbro", afirmó.

"Cada uno lo siente desde su perspectiva, algunas son proaborto y otras no, la idea es que no haya discriminación ni xenofobia, la idea es que digamos 'chicas, somos mujeres, ayudémonos entre nosotras'", añadió.

Recordó el caso de una joven que generó unión en el grupo. "Hubo una chica que había pasado una situación de violencia en su vivienda familiar, no sabía cómo regresar a la ciudad donde estaba su pareja, y nadie la quería trasladar con su mascota, entonces nos movilizamos, nos organizamos y entre todas le pagamos una traffic para que pueda viajar y de hecho lo logró".

"Ese tipo de cosas está muy buenas porque nos pasa como en todo, a veces nos quedamos mirando, pero generar este tipo de lazos es fantástico", enfatizó.

Una de las conductoras que se unió hace muy poco es Marina Gryciuk, de 51 años, que es artista plástica y docente y durante gran parte del año viaja cada quince días a Buenos Aires y siempre va acompañada. "Voy en auto a hacer clínicas de obra, cursos de emprendedurismo, desde hace cuatros años siempre comparto el viaje y lo hago no sólo por cuestiones económicas, sino para no ir sola", relató.

Con la página de las chicas carpooling se vinculó la semana pasada por una amiga que publicó su viaje. "Nos pusimos de acuerdo enseguida, la experiencia estuvo buenísima, eran chicas de mi edad, Laura que vive acá en Argentina y ya había usado la página y su hermana que vive afuera", detalló.

Marina ensayó una explicación sobre los motivos profundos que la llegaron a sumarse al grupo. "La verdad es una cuestión de sororidad, nosotras tenemos hijas jóvenes y estamos transitando este momento que es difícil, la verdad es que si ellas quisieran viajar con desconocidos yo al menos averiguaría, en cambio así, ellas están más tranquilas y nosotras también", dijo.

Asimismo, puso de relieve la singularidad de "Amiga, hermana: viajamos juntas?", que es el primer grupo con estas características en el país. "No es casual, porque por ejemplo el She Taxi sólo funciona en Rosario y en ninguna otro lugar de Argentina, tiene que ver con prácticas culturales propias de esta ciudad, de pensar en el otro", reflexionó.

La comunidad femenina está dispuesta a recibir a más chicas, a compartir charlas, a cebar mates, a ahorrar juntas, a cuidar el medio ambiente, para las que quieran sumarse.

Fuente: La Capital.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate