La presidente de Croacia, Kolinda Grabar-Kitarovic, confirmó que se descontará de su sueldo los días que no trabajó por estar en el Mundial de Rusia 2018. También pagará de su bolsillo el gasto de las entradas y los pasajes de avión que realiza en clase turista.

Grabar Kitarovic fue una de las mayores sorpresas en la Copa del Mundo. Y se destaca cuando una cámara la toma: vestida con la camiseta croata, baila cada vez que su equipo convierte un gol. "Cuando animo al equipo me gusta hacerlo de una manera que a veces puede ser un poco inapropiada en la zona vip", declaró.

A horas del partido más importante del fútbol croata, la presidente de 50 años mostró su emoción: "Desbordo de entusiasmo. No sé cómo voy a aguantar hasta el domingo".

Y agregó: "Voy a ver la final no solamente como mujer política y como presidenta, sino como hincha apasionada del fútbol croata y como alguien que ha jugado al fútbol alguna vez".

Hasta el momento, la presidente croata solo se ausentó de la semifinal contra Inglaterra porque tuvo que asistir a una cumbre de la OTAN. Además, el único partido que vio en el palco vip de Gianni Infantino, el presidente de la FIFA, fue el que enfrentó a Croacia con Rusia. En los restantes, los vio junto a los hinchas.

Fuente: Clarín.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate