La pericia médica indicó que Yanina Lescano está "triste, angustiada y desorientada", que se encuentra en "un estado de marcada vulnerablidad psíquica" y que experimenta crisis de llanto cuando habla.

El Equipo técnico del Cuerpo Médico Forense de Tribunales informó, en función de lo que ordenó el viernes 22 el vocal Nº 9 del Tribunal de Juicio y Apelaciones, José María Chemes, que “atento a lo descripto, desde el punto de vista del examen físico no existe inconveniente en continuar con el actual régimen en la Unidad Carcelaria” para la pareja del padre de Nahiara Cristo, la nena de 2 años de la comunidad gitana que murió tras sufrir brutales torturas.

El informe, que realizaron el médico Luis Molteni, la psiquiatra, Eugenia Londero, y la psicóloga, Zelmira Barbagelata, se realizó después de la audiencia en la que la defensa de Lescano, en manos de Patricio Cozzi y Ricardo Bordato, apeló las resoluciones del juez de Garantías N°3, Elvio Garzón, que el martes 12 de febrero dispuso la prisión preventiva de Lescano en la Unidad Penal N°6 por el plazo de 57 días; y la resolución del jueves 14 de febrero, en la que la jueza de Garantías N°1, Marina Barbagelata, ratificó la decisión adoptada por Garzón.

Lescano está imputada del delito de homicidio agravado por el vínculo, junto a su pareja, Miguel Ángel Cristo, a quien se le atribuye ser el autor de los golpes y quemaduras que terminaron con la vida de su hija biológica. A la mujer se le endilga haber omitido realizar acciones para salvar a la niña, habida cuenta que convivió con ella y sus tres hijos, alrededor de tres meses. Ambos imputados fueron padres de una niña dos días después del deceso de Nahiara.

Según consta en el informe, los peritos del Cuerpo Médico Forense se constituyeron el viernes 22 a las 17 en Unidad Penal Nº 6 de Paraná para examinar a Lescano, de 30 años. Allí se consignó, en respuesta a determinar si se encuentra en condiciones de continuar con la privación de la libertad en la Unidad Carcelaria o si resulta conveniente su internación en un establecimiento hospitalario, debiendo indicar en su caso en cual institución, que “si bien el contexto de encierro no es el óptimo para el tránsito del puerperio, no existiría al momento actual una institución de salud acorde a las necesidades y particularidades del caso".

Asimismo, al momento de la presente evaluación no existen criterios clínicos de riesgo que ameriten su traslado a una institución de salud para abordar una patología en particular”. También se precisó que “en relación a la ideación autoagresiva, si bien manifiesta haberla presentado, al momento actual no las experimenta”.

Desde el enfoque en salud mental, el informe dio cuenta que Lescano comparte “lugar de alojamiento con cinco internas y que dicho pabellón cuenta con horarios diferenciados del resto de la población carcelaria, tanto para el esparcimiento como para otras actividades que se desarrollan en la institución”.

Añade que la interna “cuenta con la asistencia del Equipo Interdisciplinario que se desempeña en la mencionada unidad penal, estando el Equipo conformado por trabajadora social, psicóloga y médica psiquiatra”.

También se señaló que “se presenta colaboradora con la entrevista. Se halla vigil, no obstante se advierte enlentecimiento psicomotríz de grado moderado. Cuenta con orientación autopsíquica (sabe quién es) y experimenta dificultades en la orientación temporo- espacial de manera alternante, lo que se relaciona con la situación de vida que atraviesa (puerperio) y con el contexto de encierro. Su juicio crítico se presenta conservado”.

Las profesionales señalaron que el pensamiento de Lescano “se presenta enlentecido, la temática abordada gira en torno a su situación de vida actual y en particular al alejamiento de sus hijos. Experimenta cavilaciones (pensamientos redundantes) de contenido displacentero lo que le genera repercuciones negativas a nivel de la esfera anímica, evidenciándose un estado de marcada vulnerablidad psíquica. Tendencia a la introspección y el aislamiento. Cuenta con capacidad de historizar y se expresa a través de un lenguaje claro, de voz monocorde y volumen bajo”. También añadieron que “a nivel de la esfera afectiva se constata angustia, sentimientos de desconcierto y tristeza. Presenta crisis de llanto durante gran parte del momento de evaluación”.

Fuente: El Diario

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate