La oposición en la Cámara de Diputados anticipó este miércoles que pedirá la semana próxima una sesión especial para avanzar con la declaración de la emergencia alimentaria, si el Gobierno nacional no toma medidas al respecto en la brevedad.

Legisladores del FpV-PJ, el bloque Justicialista, el Frente Renovador, Red por Argentina, Movimiento Evita, Consenso Federal, Frente de la Concordia Misionero, Unidad Justicialista y Somos escucharon el reclamo de referentes de las organizaciones sociales durante una audiencia en el Salón Delia Parodi, mientras en las afueras se realizaba una concentración masiva.

El jefe del bloque Movimiento Evita, Leonardo Grosso, aseguró que buscarán la unificación de un solo proyecto (hay cinco iniciativas presentadas) y dijo: “Vamos a trabajar para que, si el Gobierno no toma medidas, la semana que viene realizar una sesión especial”.

“Todos sabemos que estamos viviendo una crisis social y económica sin precedentes”, señaló, al tiempo que consideró que la emergencia alimentaria “debería ser algo fácil de resolver en este país”. “Estamos pidiéndole al Gobierno que escuche el reclamo”, agregó.

A su turno, la diputada Victoria Donda (Somos) advirtió que la oposición hará valer el peso de su mayoría: “Si no se declara por decreto la emergencia alimentaria, la semana que viene lo vamos a estar haciendo desde el Congreso Nacional. Ellos (por Cambiemos) no tienen mayoría; la vamos a sacar por mayoría popular”.

En tanto, el titular de Red por Argentina, Daniel Arroyo, consideró que hay que “generar las condiciones para abrir el Congreso y tener la ley” ya que “es la obligación que tenemos como diputados” frente a la situación en la que “cada vez hay más gente en los comedores”.

Presente en la audiencia, el referente de la CTEP (Confederación de Trabajadores de la Economía Popular), Juan Grabois, sostuvo que “este es un problema concreto que tenemos que empezar a resolverlo en este momento” porque “la gente está sufriendo, padeciendo, la está pasando mal”.

El dirigente social dijo que “se ha triplicado y cuadriplicado la cantidad de hombres, mujeres, niños y jubilados -sobre todo jubilados- que asisten a los comedores”; y denunció que en los comedores y merenderos comunitarios “recibimos mercadería cada vez más escasa” por parte del Ministerio de Desarrollo Social y “desde las elecciones no llega la leche”.

Grabois enfatizó que es necesario aumentar el monto por ración a 50 pesos y solicitó a los diputados que unifiquen un solo proyecto. “Hay que iniciar con la mayor rapidez posible la tramitación” de la iniciativa, expresó, aunque también aseguró que “no hay ningún problema que sea por decreto”.

Daniel Menéndez, de Barrios de Pie, manifestó que “parece insólito que estemos discutiendo la emergencia alimentaria” en Argentina. “Hace dos años y medio que iniciamos el proceso de discusión”, recordó y criticó que el Gobierno “todavía se resiste a entender que en nuestro país el principal problema es el hambre”. Por eso, pidió “que tenga un mínimo de sensibilidad” ya que “no nos escucharon y no atendieron ninguno de nuestros planteos”.

Entre los numerosos representantes de organizaciones e iglesias, asistieron además referentes sindicales. “No se puede esperar más, es un imperativo moral”, resaltó el secretario general de SUTEBA, Roberto Baradel, quien añadió que en la provincia de Buenos Aires “se necesita más de medio millón de cupo en comedores escolares”.

Fuente: Parlamentario

Comentá y expresate