El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el etíope Tedros Adhanom Ghebreyesus, afirmó este martes que el creciente incremento de casos diarios de coronavirus demuestra que la pandemia se está acelerando en el mundo, pero destacó que su letalidad se ha estabilizado porque "muchos países han logrado reducir el número de muertes".

"Se tardaron 12 semanas (los tres primeros meses de 2020) para alcanzar 400.000 casos de Covid-19, y sólo el pasado fin de semana ya hubo ese mismo número de nuevos casos en el mundo", aseveró Tedros en conferencia de prensa desde la sede del organismo en Ginebra, Suiza.

Si bien estas cifras muestran que "claramente no se ha alcanzado el pico de la pandemia", con un ritmo actual de unos 200.000 nuevos contagios diarios, "el número de muertes parece haberse estabilizado a nivel mundial", en torno a 5.000 decesos informados a diario desde principios de mayo.

Para el titular de la agencia de Naciones Unidas, la disminución de la mortalidad -que superó el 5% cuando su epicentro estaba en Europa y ahora se encuentra en el 4,5%- se explica porque algunos países "han puesto en práctica acciones para proteger los grupos más vulnerables", como las personas en geriátricos y otros centros de cuidados.

En total, el planeta superó los 11,5 millones de casos por coronavirus, mientras que los fallecidos ascendieron a 535.759, según el último reporte oficial de la organización.

El epicentro mundial del brote se encuentra en América, que se acerca a los seis millones de contagios, con más de 266.000 decesos, mientras que Europa sigue siendo la segunda región más golpeada con 2,8 millones de casos y más de 200.000 fallecidos.

Estados Unidos, el país más afectado a nivel mundial, iguala al continente europeo en número de casos de coronavirus, seguido de Brasil con 1,6 millones de contagios, entre ellos el de su presidente Jair Bolsonaro, quien hoy dio positivo por coronavirus. Perú, Chile y México se encuentran entre los diez países más tocados a nivel mundial, tanto en número de casos como de fallecidos.

Ante las incipientes dudas sobre el origen del brote a finales de 2019 en China, la OMS enviará este fin de semana una misión internacional al gigante asiático para poder avanzar al respecto.

"Todos los preparativos están listos y los expertos de la OMS viajarán a China este fin de semana para preparar planes científicos con sus homólogos chinos para identificar la fuente zoonótica de la enfermedad", señaló Tedros, quien dijo que el objetivo del equipo es determinar cómo el virus pasó de animales a humanos.

En tanto, el organismo también está monitoreando en China un caso de peste bubónica, tras haber sido informada por las autoridades de Beijing. El pasado fin de semana un pastor resultó infectado en la región de Mongolia Interior septentrional, luego de que otros dos casos fueran confirmados la semana pasada en la provincia de Khovd, tras haber ingerido carne de marmota, según refirió la agencia de prensa china Xinhua.

En paralelo, otra funcionaria de la OMS que participó de la conferencia de prensa virtual diaria reconoció que "surgen pruebas" de la posible transmisión del coronavirus por el aire, como pidieron reconocer más de 200 expertos internacionales en una carta enviada ayer a la organización.

"Debemos permanecer abiertos a esta posibilidad y a sus implicaciones, así como a las precauciones que deben adoptarse. La posibilidad de una transmisión por vía aérea en lugares públicos, especialmente llenos de gente, no puede excluirse. No obstante, se tienen que reunir las pruebas e interpretarlas”, aclaró Allegranzi.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate