En los últimos días se confirmó la existencia de una nueva variante del coronavirus en Sudáfrica. Esta variante preocupa a los expertos porque sus mutaciones marcan un "gran salto en la evolución" de la pandemia de COVID-19. Frente al temor de nuevos bloqueos, se propagan sus consecuencias al plano financiero en la economía global.

Este viernes cerraron en rojo los números de todos los mercados bursátiles de Asia. A su vez, el precio del petróleo se desploma y las bolsas europeas retroceden hasta un 4%, afectando principalmente a bancos, empresas de turismo y empresas de materias primas.

La variante denominada "B.1.1.529" es potencialmente más contagiosa que la variante Delta.Luego de la publicación de los estudios que advirtieron sobre la rápida propagación de la cepa, los indicadores de los mercados de valores en Asia comenzaron a descender.

El índice Nikkei 225 de Tokio cerró con una caída del 2,53%, tras perder más del 3% durante la sesión. En Hong Kong, al comienzo de la tarde, el Hang Sengperdió un 2,2%, mientras que el KOSPIde Corea del Surperdió un 1,3%. Mientras, en Shanghai, Mumbai y Taipeitambién la tendencia era negativa.

Lo que produce temor en la economía global es la posibilidad de que se adopten restricciones severas para intentar detener una escalada incontrolable de contagios. En Europa comienza la tendencia hacia ello: Austria decidió realizar un confinamiento y Alemania evalúa endurecer las restricciones que ya tiene vigentes. Portugal, uno de los estados con mayor tasa de vacunación, acaba de decidir un bloqueo de una semana para luego de las navidades.

En medio de este escenario, se debilitan las previsiones económicas y junto con ello las expectativas de mejoras en los balances empresariales que habían contribuido en los últimos meses al mejoramiento bursátil. Ahora vuelve a ser puesta en duda la idea de una recuperación post pandemia.

Los viajes y el petróleo

La presidenta de la Comisión de la UE, Ursula von der Leyen, adelantando que la Unión Europea tiene como objetivo detener los viajes aéreos desde la región del sur de África, confirmaba esta mañana el golpe para el sector aerocomercial.

A su vez, los inversores castigaron, en el transcurso de la jornada del viernes en Asia, a las aerolíneas que sufrirían un posible regreso de las secuencias de confinamiento o el restablecimiento de la restricciones con respecto a viajes por la pandemia de COVID-19. En Tokio, las acciones de Japan Airlinesy ANA Holdings cayeron un 6,1% y un 5,3%, respectivamente. En Hong Kong, Cathay Pacific, por su parte, cayó un 3,7%.

El sector petrolero también es presa de temores.Los centros financieros adelantan que las restricciones reducirían automáticamente el consumo de crudo. El precio del barril también retrocedió un 2% en Asia el viernes, hasta alcanzar 80,11 dólares.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate