Nicolás Cabré cumplió uno de los objetivos del año: luego de un arduo entrenamiento, llegó a la meta de los 42 kilómetros de la famosa maratón de Nueva York.

En un video publicado por la marca que lo acompañó, el actor de Mi hermano es un Clon expresó toda su emoción y agradecimiento por el apoyo de su entorno, en especial el de su hija y su novia Laurita Fernández.

"Fue una experiencia maravillosa, muy dura... La viví recordando todas las cosas que hice, todo lo que trabajé, cómo me esperaba mi hija para entrenar, para dar una vueltita juntos", comentó, emocionado.

Luego llegó el reconocimiento a su novia. "La verdad que es muy movilizador lo que me bancó Laura... Toda la gente que me quiere, esperándome, ayudándome a pasar los dolores", cerró, agradecido, ¡feliz por la meta y enamorado!

Comentá y expresate