La Asociación Abuelas de Plaza de Mayo anunció en conferencia de prensa el hallazgo de la nieta 129, una mujer que vive en España y era buscada por su padre desde hacía años.

Lo confirmaron en las últimas horas a través de los estudios de ADN fiscalizados por el juzgado federal número 12 a cargo del juez Sergio Torres. Los datos genéticos habían sido proporcionados por su padre, su hermano mayor y sus abuelos maternos.

Estela de Carlotto leyó en la conferencia un comunicado donde cuenta la historia de la mujer restituida: su madre, Norma Síntora, era militante del ERP junto con su padre Carlos Solsona, fue secuestrada el 21/5/1977 junto con dos compañeros. Aún continúa desaparecida, mientras que su padre estuvo exiliado y logró sobrevivir al terrorismo de Estado.

La partida apócrifa de la nieta restituida, que podrá encontrarse con su padre, presente en la conferencia y sus hermanos, fue firmada por un médico de la Policía Federal. Las sospechas indican que podría haber nacido en el Centro Clandestino de Detención de Campo de Mayo.

La presidenta de Abuelas pidió que "se respeten los tiempos y la privacidad de la familia".

Según reproduce Filo News, los abuelos y el padre de la nieta recuperada presentaron su denuncia años atrás, de la cual hay registros en Abuelas de Córdoba. En 2012 llegó la información a la organización y a partir de allí comenzaron a investigar el caso, hasta que en 2013 contactaron a la mujer.

En 2014, avisó que estaría en Argentina y se haría el análisis para conocer su origen, pero al ser informada que la prueba de sangre podía realizarse desde el Consulado, perdieron comunicación.

Por medio de instancias judiciales, Abuelas intentó que la joven se haga los análisis correspondientes, pero recién en 2017 y a través de un allegado que insistió, retomaron el vínculo.

Hace dos semanas se presentó ante la Justicia para los exámenes correspondientes, que dictaminaron que era hija de Norma Síntora y Carlos Alberto Solsona.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate