La Municipalidad de Paraná reducirá el personal presencial para evitar grandes niveles de circulación en la ciudad, una medida que se suma a la decisión tomada por el gobierno provincial y otros organismos, en momentos en que la capital entrerriana tiene circulación por conglomerado de Covid-19.

En un decreto publicado este miércoles se dispone la organización de "guardias mínimas", recomendando a su vez que en las reparticiones que sea posible se realice trabajo domiciliario o remoto.

El decreto, que adhiere a la normativa provincial que regirá desde este jueves, lleva la firma del intendente Adán Bahl y los secretarios Santiago Halle y Pablo Testa.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate